ZINGARAS

            El Bosque de la Desconexión es un lugar peligroso. Los viajeros y comerciantes que pasan por el se cubren de amuletos, pues se dice que en el aire flotan peligrosos hechizos, y que durante las noches se escucha una melodía que engatusa el corazón de los hombres. Algunos valientes tildan estas historias de superchería barata, pero la mayoría, por si acaso, compra un pequeño colgante de protección a las zíngaras que viven por la zona.

            Lo que pocos saben es que son las propias zíngaras quienes hechizan a los incautos, y que sus amuletos, en realidad, no sirven absolutamente para nada.

            Kálaba y Lánona no parecen más que dos amables vendedoras que viven al pie del bosque, en una carreta, y que subsisten echando la buena ventura y vendiendo abalorios. No obstante, bajo esta apariencia se ocultan dos místicas hechiceras tan peligrosas como atractivas. Estudian a cada viajero, y con sonrisas y buenas palabras le seducen para, finalmente, convertirle en víctima de sus sacrificios. Ellas son las causantes de las historias de terror que se cuentan sobre hombres que han aparecido en lo más profundo del bosque, desprovistos de sus ropas, su bolsa de dinero… y de su corazón. La siniestra realidad es que los órganos de estos pobres desgraciados han pasado a formar parte de oscuros rituales, con los que las zíngaras llenan el Bosque de vapores hipnóticos, al tiempo que luchan para incrementar sus poderes y quedar por encima de la magia blanca.

            Porque lo cierto es que cada vez que Kálaba y Lánona seducen recaban un alma, buscan, en realidad, que su magia esté por encima de aquélla que se practica en la Torre de Skúchalin. El Archimago y el Patriarca zíngaro mantienen una batalla arcana por el control absoluto. De momento es el primero quien tiene ventaja, pero el poder de las zíngaras aumenta con cada poción, cada conjuro y cada hombre que se rinde a sus dulces palabras.

            Unos pocos, aquellos que saben la realidad sobre sus actividades, dicen que hace mucho años las zíngaras quisieron ingresar en la escuela de magia como estudiantes, pero que fueron rechazadas por su empleo poco ortodoxo de la hechicería. De ahí procede el odio que tienen al Archimago, y su interés en derrocarle. Nadie sabe si esta historia es verdadera o falsa, pues quienes la conocen no se atreven a preguntar a sus protagonistas. Las zíngaras son vengativas, y aunque no aprobaran el examen, no hay que descuidar sus poderes. Quien lo hace suele terminar con un agujero en el pecho.

            Hace unas semanas, las zíngaras lograron ver su futuro gracias a un poderoso conjuro. Valiéndose del corazón de un guerrero que pasaba por el bosque, ambas lograron leer en las cartas que les estaba reservada una C para el Torneo de Calamburia. La noticia no ha podido ser más beneficiosa para sus planes. Ambas no han dejado de prepararse desde entonces, realizando más sacrificios que nunca y entrenando sus místicas artes. Si consiguen ganar, creen que podrán derrocar al Archimago y la magia blanca. Es la oportunidad que tanto tiempo han esperado.

            Sin embargo existe un pequeño bache en sus planes. Cada cierto tiempo las zíngaras se enamoran de una de sus víctimas, lo que las obliga a elegir entre su misión y su amor. Así pues, ¿y si resulta que terminan enamorándose de alguno de los participantes? ¿Cómo ganarán si esto ocurre? Han intentado ver en las cartas si llegará a suceder, pero los naipes permanecen mudos, de modo que no tendrán más remedio que arriesgarse.


LAS ZÍNGARAS

Presentación

De edad incalculable y maestras de la magia negra, las zíngaras embaucarán a sus presas con artes improvisatorias nunca vistas para luego usarlas en sus conjuros a su conveniencia… aunque os parezcan encantadoras, ¡no os crucéis en su camino!

Lema

¿Me regalas tu corazón?


La Pareja

Kàlabä Zíngara

Decidida a vengar a su difunto esposoy patriarca zíngaro Hernaldo.

Hará lo inimaginable para ganar el torneoy derrotar al blanquito del Archimago….

¡Con magia negra sabe mejor!

 

Dulce Lánona

Dulce y delicada cual pétalo de rosa…

tan solo una pequeña obsesión, matarte y sacarte el corazón!

Pero sin acritud, de buen rollo


facebook leyendaSigue a las ZINGARAS de Calamburia en su página de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *