MARQUESAS_CALAMBURIA_IMPRO

El marquesado de los Vondra es uno de los más importantes de Calamburia. Comprende Villaolvido, el Bosque Perdido de la Desconexión y Siuahuevo de abajo. En ésta última ciudad es donde se ubica el palacete de la marquesa Zora von Vondra.

Por lo general, el marquesado es una zona de tierras tranquilas en lo que se refiere al oeste del puente. En Siahuevo y las tierras que rodean esta ciudad, la mayor parte de los habitantes son hortelanos. Zora regenta estas tierras como una vasalla fiel a la corona… reine quien reine.

La realidad es que, en el pasado, fue una de las grandes aliadas de Urraca, pero nada hizo para evitar que la Reina fuera destronada. Ahora que el hijo legítimo del rey, Comosu I de Calamburia, ha ascendido al trono, Zora ha decidido cambiar sus alianzas, pues desea que su hija termine siendo la prometida del joven Rey.

El problema es que su hija, bajo su fachada de niña buena, esconde la personalidad de una psicópata.

Dicen, quienes más cercanos se encuentran a la nobleza, que la Marquesa ha intentado casar a su hija en cuatro ocasiones, y en cuatro ocasiones el prometido de Melindres ha muerto bajo extrañas circunstancias. El hecho de que este acontecimiento se haya repetido tantas veces sobrepasa la casualidad, de tal modo que ya hay nobles que ni siquiera desean entablar una conversación con la chiquilla, por miedo a que algún gesto de descortesía termine provocando la visita de un asesino a sueldo.

La cruda realidad es que Melindres tiene poco de chiquilla inocente. Es una muchacha que esconde el oscuro placer de matar a quien muestra algún interés en su persona. Su posición y lo engordado de sus arcas hacen posible que pueda contratar los mejores mercenarios y asesinos, de tal modo que pretendientes, amigos e incluso conocidos han llegado a fallecer sin aviso. Melindres es un peligro, pero tal vez, en un futuro, termine convirtiéndose en la próxima reina de Calamburia.

La entrevista con Petequia ya ha sido apalabrada. Zora sabe muy bien que las arcas del reino han sido dilapidadas por culpa de la Guerra por el Trono de Ámbar, y que debido a ello, la Corona necesita dinero de forma desesperada. El marquesado posee tierras y materia prima para exportar, algo que interesa, y mucho, a la reina regente. Es muy probable que Petequia termine consintiendo la boda. Cuando lo haga, el esfuerzo consistirá en retener los instintos asesinos de Melindres… al menos hasta que el matrimonio se haya consumado.

Entretanto, la marquesa suele regalar a su hija alguna que otra partida de hortelanos, para que la chiquilla se entretenga torturándoles y provocándoles la más atroz de las muertes. Esto puede resultar muy duro de entender, pero la marquesa siempre se defiende alegando que, al fin y al cabo, la nobleza no es como los demás seres humanos y, de hecho, un hortelano es mitad tubérculo. ¿Qué puede importarle al mundo que de vez en cuando desaparezcan algunos? ¿No es más importante conservar y cuidar a quienes se ocupan del buen estado de los territorios, de la paz y la armonía? ¿Hay algo más bonito que hacer feliz a una niña?

Por supuesto que sí.


 

 LAS MARQUESAS

Presentación

Son de alta cuna, de sangre azul, de la más selecta de las noblezas. Llegan al torneo para demostrar que su clase merece ganar, pues la plebe, al fin y al cabo, no tiene derecho a obtener algo tan valioso como la Esencia de la Divinidad. ¡Inclinaos en una reverencia ante las Marquesas!


La Pareja

ZORA_MARQUESAS_CALAMBURIA_IMPRO Zora

Marquesa del condado de Siahuevo y señora de las tierras colindantes. Siempre ha tenido ambición por el poder y cada vez se encuentra más cerca de conseguirlo, sobre todo ahora que ha prometido a su hija con el mismisimo Rey Comosu de Calamburia. ¡Ella es la marquesa Zora von Vondra!

 

 

 

MelindresMELINDRES_MARQUESAS_CALAMBURIA_IMPRO

Una joven dulce y tranquila en apariencia… sí, sólo en apariencia. La cruda realidad es que vive encerrada por su madre ya que se ha prometido cuatro veces, y las cuatro, sus prometidos han terminado falleciendo de forma… sospechosa. ¡Un aplauso para lady Melindres von Vondra!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *