PIRATAS

En la isla Kalzaria aún quedan los restos de un navío hundido años ha. Un velero de tres palos, rápido como el viento y de líneas tan sinuosas como las caderas de una sirena. En los días de bajamar todavía asoma su palo mayor por entre las aguas, pero en él no hay ya vigías que anuncien tierra, pues sólo las gaviotas lo utilizan para descansar.

Aquel barco tenía por nombre Relámpago, y aunque ahora permanece hundido, nadie ha olvidado las leyendas que de él hablaban. En tabernas de la isla Kalzari los borrachines cuentan que era propiedad del capitán Flick, un aguerrido pirata que no temía a los monstruos marinos de Calamburia, y que robaba y saqueaba hasta hacer rebosar las bodegas. Domeñaba el Relámpago con su hija Morgana como segundo. Juntos reían ante el sotavento, se burlaban de la tormenta y cabalgaban el oleaje mediante una presteza jamás igualada.

Hasta que ocurrió la tragedia.

Susurran algunos, muy bajito, que el capitán Kick y Morgana se enzarzaron en una batalla naval de la que salieron perdiendo, pues ambos se habían propasado con el ron y apuntaron mal los cañones. Otros aseguran, aún más bajito, que no hubo contienda alguna, y que Flick, borracho como un  poseso, apuntó los cañones del Relámpago hacia arriba por ganar una apuesta con su hija, que estaba aún más borracha que él. La bala, después de ascender a los cielos, regresó a su punto de partida por lógica gravitacional y agujereó las cuadernas del barco.

Nadie sabe si estas historias son ciertas, pero jamás se cuentan en voz alta. Si Morgana o Flick las escuchan, la pelea está garantizada.

El caso es que el Relámpago, agujereado, atracó en la isla Kalzaria. Flick y Morgana buscaron ayuda para repararlo, pero nadie se prestó a ello. Algunos desconfiaban de los piratas y otros todavía recordaban cómo aquellos filibusteros les había robado hasta la última moneda de oro. Todos les volvieron la espalda, y el barco, al final, se hundió en el puerto.

Desde entonces los piratas han sobrevivido como mendigos y ladrones. Las pocas monedas que consiguen las usan para alimentarse de cecina, mientras deambulan de taberna en taberna como peregrinos del ron.

Sin embargo una nueva historia ha empezado a escucharse en las mesas más oscuras de las fondas. Se dice que los piratas sin bargo han viajado al continente de Calamburia para visitar a unas zíngaras, y que éstas, por medio de oscuros sortilegios, les han presagiado un futuro prometedor. Cuentan que los piratas han sido elegidos por el titan, y que tienen en su poder una “C” con la que acceder al Torneo de Calamburia.

La historia se ha extendido por toda Kalzaria, y el hecho es que Flick y Morgana han desaparecido. Ya no se les ve pidiendo en las esquinas, ni aferrados a su botella cantando sonatas marineras. Su desaparición hace que las historias sobre su buena fortuna cobren fuerza. Claro que hay quien no se las cree. Al fin y al cabo, ¿quien confía en un relato sobre piratas?


 LOS PIRATAS

Presentación

Sin diez cañones por banda, ni viento en popa a toda vela, llegan desde la Isla Calzaria dispuestos a abordar a cualquier enemigo. Su barco, sumergido en las profundidades del Kal-ha-Mar, pero su espíritu más arriba que nunca. Con la energía de las batallas que ya no libran, esta noche lo darán todo. Ellos son: Los Piratas

Lema

¡Al abordaje y sin testigos!


La Pareja


celiapirata

Morgana

Criada entre hombres, botellas de ron y viejas y laaargas batallitas llega ella.

Cansada de recorrer las calles de Kalzaria sin rumbo ha decidido tomar el timón de su vida y echar el ancla para jugar este torneo.

Ella es Morgana!


Capitan Flick

Desde los trece años vagando por los mares, conquistado a mas de 300 mujeres y despechado por unas 1000.

De la mano de su hija y con ilusión para recobrar los años de gloria,

llega el, el inimitable, el impresentable, el inestable, adorable, palpable, Capitan Flick!!!

facebook leyendaSigue a los PIRATAS de Calamburia en su página de Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *