Tras la Batalla por el Trono de Ámbar, la corona que había pertenecido a Rodrigo V, el Perturbado, pasó a manos de su hijo Comosu, quien llevaba en el destierro desde su nacimiento por orden de la reina Urraca.

Apenas hubo ascendido al trono, Comosu mandó detener y ejecutar a la guardia personal del Rey, compuesta por los mejores espadachines de todo Calamburia. La mayoría de ellos fueron apresados y colgados… salvo unos pocos.

De entre los que aún permanecen con vida, destacan Pierre Leblanc y Balian Renoir, dos de los mejores espadachines que haya tenido Calambura, y todavía fieles al Rey Perturbado.

Pierre Leblanc fue criado como soldado desde pequeño. Sus padres, soldados destacados de Instántalor, quisieron que su hijo siguiera la tradición militar. La madre de Pierre era una influyente generala de la Corona. Fue ella la que, una vez Rodrigo V ascendió al trono, enseñó a su hijo la auténtica historia sobre Rodrigo V, y sobre la oscura confabulación que se urdía en los corredores de palacio.

Así, Leblanc nació sabiendo que Urraca era una usurpadora, que el torno no le pertenecía. Su fidelidad hacia el Rey, en cambio, era absoluta. Durante muchos años, mientras duró su adiestramiento, fue transmitiendo esta ideología a los hombres que componían la guardia personal de Rodrigo: Él estaba siendo manipulado por la Reina y, algún día, la guardia personal se encargaría de sacarle de su hechizo y devolverle el puesto que ostentaba Urraca.

Con los años, Pierre consiguió ascender a capitán, el más elevado rango entre la guardia. Apenas hubo recibido los galones, comprendió que había llegado el momento de poner en práctica su plan… pero entonces estalló la Guerra por el Trono de Ámbar, y se vio obligado a defender a su Rey, hasta que perdió la corona.

Tras ser puesto en busca y captura, Leblanc no tuvo más remedio que huir. Para ello contó con la ayuda de Balian Renoir, la espada más diestra de la guardia, y quizás de todo Calamburia. Balian, que siempre había mantenido buena amistad con los corsarios (pues se dice que sus padres fueron piratas), utilizó uno de sus barcos para escapar y esconderse en Kalzaria durante una temporada.

Tras el Maëlstrom y el despertar del dragón, los dos espadachines han decidido que ha llegado la hora de hacerle recuperar a Rodrigo su puesto. Esta idea ha sido motivada por un hecho inesperado: el hallazgo de la C del Titán. Ambos han sido elegidos para competir en el torneo. Si lo consiguen, Rodrigo V volverá a ascender al trono, y esta vez tendrá plena conciencia de lo que hace.


LOS HOMBRES DEL REY

Presentación

Eran los guardaespaldas de su majestad. Ahora, desposeídos y perseguidos por la ley, buscan el modo de recuperar el torno. Son apuestos espadachines, galanes sin parangón. ¡Son los hombres del Rey!


La pareja

Pierre Leblanc

Antaño era capitán de los espadachines. Pero ahora que el rey ha caído, se ha puesto precio a su cabeza. Sin embargo, él ha jurado recuperar su estatus, sus galones y su honra. ¡Un saludo para el capitán Pierre Leblanc!

 

 

 

Balian Renoir

Dicen que su abuelo fue un conocido pirata, pero él ha decidido luchar del lado de la ley. Es un golfo y un sinvergüenza, el espadachín más diestro su majestad… y un eterno conquistador de damas.

¡Saludad a Balian Renoir!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *