Poco podían imaginar los Inventores cuando, a causa de un mal experimento, crearon el caos del Maelström. Tampoco pudieron medir de ningún modo las consecuencias de este inmenso remolino interdimensional, pero las hubo… y tanto que las hubo.

El caso es que el Maesltröm revolvió todo de múltiples formas. El mar y el cielo se confundieron. Las casas se cambiaron de lugar, los campos variaron sus cosechas y las gentes desaparecieron, o se unieron a otras a las que no conocían de nada. Y de no ser por la Esencia de la Divinidad, aquel batiburrillo perturbador habría seguido hasta colapsar la realidad tal y como se la conocía. Por fortuna, el Maelström se detuvo, y sus tentáculos, que incluso habían alcanzado el inframundo mezclando a vivos y muertos, desaparecieron para no volver. Sin embargo, sus consecuencias se han venido manifestando mucho tiempo después… y éstas no tienen trazas de desaparecer.

En todo este maremágnum sin orden ni concierto, de alguna manera, se produjo la fusión de hombres y animales o, de algún modo imposible de explicar, dos de estas bestias lograron la capacidad de transformarse en humanos. De cualquier forma, fue en este momento cuando surgieron los dos únicos cambiaformas de todo Calamburia: Razman Canis y Cilia Verveka.

Él era antaño un lobo del bosque. Ahora puede transformarse en humano, aunque todavía no es capaz de ocultar gran parte de pelo. En cuanto a ella, se trata de una inocente ardilla que asumió conciencia humana, y que ahora, aunque ha ganado en inteligencia y tamaño, sigue echando de menos los frutos secos por encima de todo.

Los dos cambiaformas saben que son únicos en su especie, pero no desean que esto se prolongue por mucho tiempo. Por fortuna, han recibido la C para participar en el torneo. Si ganan, extenderán sus habilidades a muchos otros animales, para que las especies inferiores y los hombres se unan al fin en –esperemos- un futuro de paz y armonía.

Sin embargo, no todo podía resultar tan fácil. Los dos cambiaformas se saben perseguidos. Por un lado, el matamonstruos, uno de los Cazadores, les persigue, ¿pues qué mejor trofeo quede haber que dos animales capaces de ocultarse como humanos? Por otro lado, tanto los eruditos como los inventores buscan estudiar tan curioso efecto del caos. Los unos, por ver dónde pueden catalogarles como especie, y los segundos, con ánimo de observar si su presencia, de alguna manera, pudiera ser un fleco del Maelströn, capaz aún de desestabilizar el continuo espaciotiempo.

Sin embargo, estas dos criaturas no piensan dejarse atrapar. Continuarán cambiando de un estado a otro, variando su forma para ocultarse entre los humanos o los animales, y conseguir, de este modo, pasar desapercibidos hasta que sus sueños se hagan realidad.


LOS CAMBIAFORMAS

Presentación

Son una especie única, un accidente de la naturaleza, el fruto del caos y la casualidad. Son animales que, por medio de un extraño antojo cósmico, han desarrollado la capacidad de transformarse en humanos. Vienen al Torneo para conseguir más como ellos, y hacer recordar al hombre que aún le quedan muchos instintos animales. ¡Ellos son, los Cambiaformas!


La pareja

Razman Canis

            Un lobo que corría por los bosques, olfateaba el aire y cazaba en la oscuridad. Pero un día todo cambió. Ahora se alza sobre sus dos patas traseras. Ha desarrollado inteligencia humana, pero conserva el olfato de lobo… y los colmillos.

¡Saludad a Razman Canis, el Lobo hombre!

 

 

 


PALOMA-CAMBIAFORMAS-FOTOS-INDIVIDUALES-TAMAÑO-WEBCilia Verveka

Cuando era un animal, le encantaba coleccionar bellotas y hacer su hogar en los troncos de los árboles. Puede que de humana no pueda anidar en ningún agujero, pero siguen pirrándole los frutos secos.

¡Ella es, Cilia Verveka, la mujer ardilla!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *