Que Laurencia siempre ha sido una borrachina, lo sabe hasta el último calamburiano. Incluso los salvajes, allá en sus montañas del norte, conocen a la que siempre anda achispada, como se le suele llamar.

Laurencia Impro CalamburiaEn la Taberna dos Jarras, dicen que Laurencia se bebió una vez ocho maceteros llenos de cerveza, ¡y no eran maceteros pequeños! Nadie creería esta historia propia de beodos, de no ser porque el record aparece por escrito en un diploma que Ébedi tuvo a bien encargar, y que adorna la pared de la taberna. Hasta el momento, ni el más enorme de los salvajes ha logrado ingerir tamaña cantidad de alcohol sin caer grogui.

Pues sí, no hay valiente que beba más que Laurencia. La joven cortesana siempre ha estado orgullosa de su don, y dado que el Titán prolonga su longevidad por tiempo indefinido, no le preocupan los estragos que el alcohol pueda ocasionar en sus tripas.

Sin embargo, un hecho inesperado ha sucedido en las últimas semanas; algo que nadie esperaba: Laurencia, para sorpresa de todos, ha fallecido.

Tan pronto se ha conocido la noticia, un aluvión de especulaciones ha recorrido cada taberna, fonda, posada y cortijo. Como ya se sabe, los borrachos son muy hábiles elaborando invenciones, en especial si se hallan dominados por los vapores etílicos. Pero la verdadera historia, la auténtica realidad de los hechos, es que Laurencia ha sido ejecutada por aquel que le concedió la eterna longevidad, el mismo Titán.

¿Qué pecado ha cometido la joven? Aquél que más le tentaba: beber la Esencia de la Divinidad.

drawets y laurencia calamburia improCuando Laurencia y Drawets no se encuentran presentando el Torneo, o involucrados en algún que otro conflicto que el Titán les encomiende, retozan en la arboleda de Catch Unsum sin que nadie les moleste. Allí tienen una cabaña, escondida entre los árboles milenarios. Los dos siervos del Titán conocen muy bien la zona, y están al tanto del secreto sobre cómo extraer la Esencia de la Divinidad. Ésta es la misma savia que recorre los árboles más viejos, de modo que si se realiza un corte adecuado en un árbol concreto durante la fecha apropiada, puede extraerse sin problemas.

LAURENCIA ESENCIA CALAMBURIA IMPROLaurencia, tentada siempre por probar nuevos licores, conoce el secreto para la extracción, y desde el principio, desde que fue condenada por el Titán, ha deseado probar ese líquido. Más de una vez, sosteniendo el búcaro con la Esencia, ha sido Drawets quien, en el último momento, lo ha apartado de sus labios.

Pero Drawets ha estado muy ocupado estos días presentando el Torneo, y Laurencia ha dispuesto de mucho tiempo libre… demasiado tiempo libre, a decir verdad.

La verdadera historia sobre su muerte es que Laurencia, una vez consumidas todas las botellas de sus licores habituales, sintió la tentación de beber de la Esencia. Por supuesto, no quería aprovechar sus poderes. No le interesaba pedir ningún deseo, ni siquiera pensó en ello. Lo único que quería era probar el líquido más ansiado de Calamburia. De modo que realizó un corte en uno de los árboles y bebió.

Un segundo después, estaba muerta.

El Titán ha castigado su osadía, y ahora Laurencia no tiene otro líquido que probar que las aguas del río Estigio.

Pero todavía hay una salvación. El Titán, en su misericordia, va a permitir que Drawets baje a los infiernos y rescate su alma… si Kashiri lo permite, claro.

Esta es el relato verdadero, el auténtico y fiel a los hechos sucedidos. Así ha muerto Laurencia.

Todo lo demás, se cuente lo que se cuente, no son más que historias de borrachos.

KASHIRI LAURENCIA CALAMBURIA IMPRO INFRAMUNDO

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *