Las Reinas Regentes

            Poco podía imaginar Sancha III, madre de Reyes, que después de retirarse de su mandato tendría que regresar al trono. Ella vivía en la tranquilidad del retiro, en una pequeña villa cerca de Siahuevo. Por supueto, no es que estuviera apartado de todo lo concerniente a los asuntos de la corona, pero Urraca había demostrado en varias ocasiones ser una reina excelente: sabía combinar a la perfección sus cualidades como estratega, fría mandataria e implacable comandante de los ejércitos. Así pues, Sancha podía confiar en que su sucesora haría bien el trabajo de gobernar y que, a menos que ocurriera una desgracia, ella no tendría que preocuparse por el trono de Calamburia.

Y entonces esa desgracia ocurrió: una mañana, uno de sus mensajeros le trajo la noticia de que Urraca había sido destronada, y que vagaba como una vagabunda por la tierra de Calamburia. Al principio Sancha no creyó esta noticia, pero pronto pudo comprobar que, en efecto, los rumores eran ciertos. Urraca había caído hasta el estrato más bajo de la sociedad, y sobrevivía comiendo sobras y buscando refugio bajo los puentes, en el interior de cuevas y en casas abandonadas.

A partir de entonces Sancha se dedicó a buscar a la antigua reina. ¡No podía consentir que Urraca estuviera en este estado! La rastreó por todo Calamburia, enviando agentes que buscaran por las calles, que oyeran los rumores en los mercados y que sonsacaran a los borrachines en las tabernas…

Y finalmente dio con ella.

Urraca había sido acogida por dos pobres diablos que, como ella, sobrevivían robando y rebuscando entre la basura. Al descubrirla viviendo de aquella manera, Sancha quiso castigar a quellos desgraciados con cuarenta azotes a cada uno, pero Urraca no se lo permitió. ¡Cómo iba a maltratar a los dos hombres que la cobijaron en sus momentos más crudos! No, ellos merecían algo mucho mejor. Una auténtica recompensa.

Hoy dia esos dos desposeídos son ni más ni menos que los nuevos porteros de la Puerta del Este.

En cuanto a Urraca y Sancha, recuperaron el trono y reinan con mano firme y en nombre del Titán.


LAS REINAS REGENTES

Presentación

Saludad, ciudadanos de Calamburia, a quienes, por medio de astutas estratagemas, han vuelto a hacerse con el poder en el trono. Lo disfrutaron el en pasado y ambas juraron que algún día, en el futuro, volverían a disfrutar de sus privilegios. ¡Una educada reverencia para las Reinas Regentes!


La pareja

Urraca

Durante muchos años reinó en Calamburia. Era alabada por muchos como una estratega sin parangón; pero otros la veían como una cruel tirana que llegó al poder mediante oscuros engaños. Sea como fuere, hoy ha vuelto a hacerse con el tracias a su astucia y sus estratagemas. ¡Un saludo para la Reina Urraca!

Sancha III

Fue madre de Reyes, y sobre sus hombros cargó la responsabilidad del reino. Ha vivido muchos años retirada, fuera de los entresijos de la política, pero ahora que ha secuestrado al joven heredero del trono, se le ha presentado una nueva oportunidad de llevar la corona. ¡Ella es Sancha Tercera!

Los Hechiceros Oscuros

Para muchos, las brujas fueron derrotadas después de que intentaran gobernar Calamburia por medio de una terrible maldición. En efecto, fueron vencidas, la tierra volvió a la paz y las hermanas de Theodus no volvieron a molestar más.

Pero la cruda realidad fue muy diferente. Aurobinda y Defendra preparaban un plan con el que derrotar a su hermano. Ya habían comprobado que era imposible hacerlo por medio de la guerra. La torre arcana de Skuchaín era una fortaleza inexpugnable protegida por antiguos hechizos y por todos los impromagos que allí residían. Sin embargo, estaban convencidas de que, ahora que todos las creían derrotadas, podrían urdir un plan para atacar a Eme y Sirene desde las sombras.

Los dos estudiantes de impromagia más famosos de Calamburia se habían relajado después de la victoria. Disfrutaban de un tiempo de paz, suponiendo que las dos brujas no volverían a molestarles por largo tiempo. ¡Nada más lejos de la realidad!

Y así, Aurobinda y Defendra, con ayuda de otros seres de la oscuridad, celebraron un akelarre secreto, invocaron a poderosas fuerzas de la oscuriad y elaboraron una maligna reliquia: un collar capaz de sugestionar la mente de su portador y corromper su alma. Después sólo tuvieron que engañar a Ébedi, la madre de Sirene, para que regalara dicho collar a su hija. ¡Cómo fue hipnotizada la posadera! Su mente, no preparada para los retorcidos hechizos que le cayeron encima, creyó que en aquel regalo no había ninguna oscura intención, y alegremente se lo entregó a su hija.

Apenas se hubo puesto el collar, la voluntad de Sirene fue diezmada por el hechizo del akelarre. La joven estudiante esbozó una malévola sonrisa y, acto seguido, dirigió su atención a Eme, su compañero. Él no sabía qué podía estar sucediéndole a Sirene, y ni mucho menos estaba preparado para la dominación mental que ésta iba a lanzarle. Así, sin suponer que iba a ser atacado por la joven, Eme también cayó presa de un hehizo sugesitionador.

De este modo, los dos impromagos se transformaron en hechiceros oscuros.

El resto fue fácil. Con los dos poderosos impromagos completamente hipnotizados, Aurobinda consiguió el favor de la Torre Arcana. Hizo creer a todos que tras perder la guerra se había redimido, y que ahora, en ausencia de un mejor candidato para Archimago, ella era la mejor persona para enseñar a los estudiantes. Al principio todos se mostraron reticentes, pero cuando Eme y Sirene apoyaron su candidatura, cambiaron de parecer y se confiaron. De este modo Aurobinda consiguió transformarse en la directora de Scuchaín.

Desde entonces la Torre Arcana ha cambiado mucho. El estudio de la magia oscura se ha vuelto mucho menos restrictivo. Poco a poco, Aurobinda ha ido permitiendo la lectura de antiguos tomos prohibidos que ella misma escribió, antes de ser encerrada por Theodus. El resto de impromagos miran con recelo dichas aplicaciones, pero dado que Eme y Sirene apoyan sin condiciones a la directora, nadie se siente con el carisma ni la magia suficientes como para deterla.

¿Cuál será el futuro de Skuchaín? ¿Estará destinada a ser una escuela de magia oscura? ¿O tal vez Eme y Sirene despierten en algún momento de su hechizo? Pues el hecho es que hay quienes piensan que los dos impromagos hayan sido hipnotizados, ¿No son su forma de ser, sus hábitos y su educación muy distintos desde que Aurobinda les ronda? ¿Será este su estado para siempre? ¿O tal vez exista una esperanza de que, si en efecto han sido hechizados, puedan liberarse?


LOS HECHICEROS OSCUROS

Presentación

De la torre arcana de Skuchain vienen estos hechiceros… ¿Pero Qué les ha pasado? Dos de ellos eran jóvenes estudiantes de magia arcana, aplicados y obedientes. Pero ahora, debido al poder de la bruja que les acompaña, se han transformado en un equipo de rebeldes capaces de perpetrar los planes más retorccidos. ¡Ellos son, los hechiceros oscuros!


El trio

Sirene

           Ella es la más joven de los hechiceros y quien recibió el collar maldito. El poder de este artefacto la ha transformado en una niña retorcida a la que divierten las fechorías y los planes malvados. ¡Tened cuidado! Si os apunta con su varita, podéis estar seguros de que salgo malo trama ¡Ella es Sirene!

 

 

 

Eme

            Era uno de los magos más despistados de la escuela… y lo sigue siendo. Pero ahora, tras sufrir un poderoso hechizo de sugestión de su compañera, el corazón se le ha rebelado contra todo en lo que creía. No desea otra cosa que rebelarse contra las fuerzas del bien y, si es posible, hacer todo el daño que pueda. ¡El es, Eme!

 

 

Aurobinda

            La mayor de las brujas. Ella descubrió la versión oscura de la magia, y la ha empleado para transformar a los dos jóvenes estudiantes de magia en seres crueles e insubordinados. ¡Ella es la maligna Aurobinda, La señora de los Cuervos!

Los Comediantes

¡Oh! Cuan desdichada es la vida del artista. Siempre peleando por ganarse el pan por medio de su talento, ideando nuevas formas de sorprender, de embelesar, de hacer reír y de hacer llorar. El artista es un guerrero de la palabra, un mago del ingenio y por eso su vida es la más dura de todas, porque se halla en constante pelea con el mundo, las modas, las formas e incluso consigo mismo, pues no ha de dejarse vencer por la monotonía ni la desazón.

Estos son los principios de todo artista, y sobre todo, los principios de Bilko al que un día llamaron El elevado histrión. Bilko nació con una pasión irrefrenable por las artes escénicas. Desde niño estudió con los mejores dramaturgos y se formó para ser uno de los más elevados actores que hubiera conocido la historia de Calamburia. Sus esfuerzos y su talento le condujeron lejos, tanto que alcanzó las mismas puertas de palacio y se transformó en uno de los más amados actores de la reina Sancha III.

Pero Bilko no estaba solo. Su hermano Janik también había nacido con una sorprendente habilidad para la interpretación, pero Janik no era un hombre recto, mesurado y comprometido como Bilko. En su caso, su pasión por la interpretación pasaba por un gusto hacia la comedia, la burla y la farsa. De niño, mientras Bilko vivía en la academia de interpretación de Instántalor, Janik se escapó persiguiendo el carromato de unos actores ambulantes. Allí fue cuando se topó por primera vez con Ziju, una marioneta que los actores ambulantes tenían abandonada en uno de los cajones de su carromato.

Desde el primer instante, Ziju se manifestó como habitada por el espíritu de un antiguo y famoso dramaturgo, y prometió a Janik que le conduciría a la fama. Así, Janik vivió muchos años con aquellos cómicos ambulantes, hasta que un día se enteró de que su hermano actuaba para la reina. Así pues, viajó a palacio y volvió a encontrarse con él.

¡Estaban juntos de nuevo! ¡Qué gran noticia! Bilko estaba muy contento con ver que Janik también era un artista. Y aunque no disponía de un método depurado, sí tenía bastante calidad interpretativa.

Así pues, los dos hermanos comenzaron a actuar para Sancha III en obras de tragedia y, sobre todo comedia, pues Janik no deseaba hacer otra cosa y Bilko, aunque prefería desenvolverse en un teatro más elevado, no le molestó conceder ese placer a su hermano.

Sin embargo todo se torció un día. Janik, en una función privada, mostró a Ziju a la reina. La marioneta comenzó entonces a hacer una imitación ofensiva de Sancha III que Janik no se molestó en detener. La reina, ofendida, no atendió a las disculpas de Los dos hermanos. Acusó a Janik de estar perturbado y desterró a los dos hermanos.

Desde entonces, Bilko y Janik han caído en desgracia. Recorren los pueblos realizando espectáculos cómicos en busca de ganar lo suficiente para comer, mientras planean el modo de regresar a la buena vida que llevaban en palacio. Janik parece el menos afectado de los dos, pues pasó gran parte de su vida tal y como vive ahora: entre harapos y eternas ganas de comer, pero para Bilko esta nueva vida es un eterno sufrimiento. Odia a la marioneta de su hermano (sí, él también cree que Janik está algo perturbado) y planea deshacerse de ella en algún momento.

Tal vez, después de tirar a Ziju al lecho de algún río, pueda ocuparse de regresar a la corona y vivir como un elevado artista de su talla se merece.

 

LOS COMEDIANTES

Presentación

Viven del chiste, del humor grotesco, de la broma absurda y de imitaciones más o menos jocosas de los miembros de la corte. Precisamente fue esto último lo que les ha hecho perder su trabajo para la reina. Ahora recorren los caminos con su carromato, visitando un pueblo tras otro para ganarse, mediante sus juegos, algo que llevarse a la boca. ¡Ellos son, los Comediantes!


La pareja

Bilko

 De niño, estudio bajo la tutela de los dramaturgos más importantes. Conoce el arte de la interpretación, el drama de la tragedia… pero para tragedia el estado en el que ha caído. Odia haberse transformado en un artista ambulante y espera, muy pronto, que su arte vuelva a ser reconocido por las élites de Calamburia. ¡El es, Bilko, el elevado histrión!

 

 

Janik (y Ziju)

 Escapó de su familia siendo niño, para seguir a una caravana de cómicos ambulantes. Fue entonces cuando conoció a Ziju, la marioneta que siempre le acompaña y con la que mantiene conversaciones muy reales. Nadie sabe si se trata de alguna suerte de títere mágico, pero él asegura que en el interior vive el espíritu de un notable dramaturgo del pasado que les conducirá a la fama. ¡Él es Janik… y Ziju!

 

Los Redivivos

En la tierra de Calamburia existen muchas especies y razas diferentes, e incluso dentro de la categoría de los humanos los hay sorprendentes, excéntricos, aterradores o, simplemente, raros. Pero sin duda, pocos seres son tan imposibles de categorizar como los Redivivos.

Al verlos, es imposible no hacerse preguntas, ¿qué pretenden? ¿Cuál es su objetivo? Y la pregunta más importante de todas: ¿están vivos o muertos? Por desgracia, ésta última tiene una difícil respuesta.

La forma más aproximada para definir a los redivivos es que ninguno está vivo, mi muerto… del todo. Así, su cuerpo habita la tierra de Calamburia, mientras que su alma transita entre el mundo de los mortales y el de los espíritus. Se halla en los dos lugares al mismo tiempo, y ninguno más que en otro. Sí, está claro que es complicado de explicar.

Pocos se han atrevido a preguntar al doctor Van Bakari sobre los entresijos que esconde su propia existencia. De él se dicen muchas cosas, y ninguna parece del todo cierta. Sin embargo, una de las teorías que más fuerza ha tomado es que Bakari desciende de los salvajes del norte, de quienes tomó, hace mucho, mucho tiempo, parte de sus artes chamánicas. Sin embargo, quienes han tenido el valor para contrastar esta información preguntando a Corugán, no han recibido más que una colección de gruñidos encolerizados y algún que otro golpe de bastón.

Lo único que parece cierto, es que Bakari estuvo plenamente vivo en algún momento de su pasado, que aprendió artes mágicas prohibidas, y que para aumentar su poder hizo un aborrecible pacto con alguien… o con algo. Ese ser, -unos piensan que fue el Dragón, otros que fue el demonio que habitaba el inframundo antes de la llegada de Kashiri-, le permitió acceder a la famosa Piedra de la Resurrección. Bakari estudió la naturaleza de este artefacto, hasta comprender sus secretos, y se los apropió.

Con ellos, se transformó en un traficante de almas. Así, cuando fallecía alguien de mucho estatus en el mundo de los vivos, Bakari viajaba al Inframundo y guardaba su alma para aumentar su poder. A veces, los espíritus quedaban recluidos en alguno de sus muchos receptáculos mágicos (un bastón, una caja, un anillo…); otras veces, Bakari encerraba las almas en los cuerpos que habitaron antaño. Así fue como llegó a resucitar a Lord William von Vondra.

Lord William, padre de Zora, fue conocido por ser un auténtico libertino. Pasó su gobierno entre fiestas, recreos, bacanales y asuetos. No se conoció en él ninguna inversión, ni ninguna obra de bien para sus tierras, y cuando murió aún joven –de sífilis-, lo hizo entre carcajadas, burlándose de la misma parca, y jurando regresar porque “había hecho un pacto” con alguien. Con Bakari, por supuesto.

En efecto, Bakari cumplió su promesa, y cuando William viajó al inframundo, el doctor halló su alma y la trajo de vuelta al mundo de los vivos, permitiendo que ésta habitara su antiguo cuerpo, que ya se pudría en la tumba. A partir de entonces, ambos se transformaron en aliados. Bakari juró no usar el ánima de William para aumentar su poder, siempre y cuando éste sirviera a sus propósitos. Y éste aceptó, a condición de poder continuar dándose algún exceso de cuando en cuando.

Así pues, ¿en qué consiste el plan de Bakari? La mayoría cree que el Traficante de Almas, como así le llaman, no desea otra cosa que más poder; y están en lo cierto. Bakari continúa recolectando almas que pertenecieron a gente poderosa, y encerrándolas en sus muchos receptáculos. Aún no ha hecho otra cosa que dedicarse a esta tarea, pero está claro que se empeña con dedicación, tal vez, midiendo su poder y comparándolo con el de los otros entes mágicos de Calamburia, hasta el momento en el que se crea superior a ellos.

La pareja

Van Bakari. El traficante de almas.

Se dice que es un poderoso hechicero. Alguien capaz de robar almas al mismísimo inframundo y guardarlas en contenedores mágicos. Maneja los poderosos hechizos de la muerte y la vida, y hasta se cree que guarda su propia alma en un poderoso amuleto personal. ¡Saludad al doctor Van Bakari! El traficante de almas.

 

 

 

 

Lord William von Vondra

Hace cincuenta años que falleció, según dicen, por causas naturales. No obstante, ha regresado del inframundo como muerto viviente gracias a las artes del doctor Bakari. Unos dicen que viene a recuperar sus antiguas posesiones; y otros, que sólo ha regresado para darse una última juerga entre los vivos. ¡Él es Lord William von Vondra!